¡Se debería acabar con esto!

La historia de Amanda Todd no es la única, muchos casos de bullying no son escuchados por las personas cercanas aquellos que sufren de este problema, hay casos extremadamente dolorosos que acaban con la vida de inocentes.

Este es el caso de otra joven que sufría cyberbullying al igual que Amanda, pero en este caso es por apariencia física.

El cuarto de Brandy Vela, una joven estadounidense de Texas, está cubierto de notas adhesivas tipo post-it. “Siempre tendrás un pedazo de mi corazón”, dice una de ellas. “Nunca serás olvidada”, se lee en otra.

Corazones azules, por sus “hermosos ojos”, están pegados de arriba abajo en el corredor de su escuela. Todos ellos son el recuerdo desgarrador de una vida interrumpida muy temprano.

Vela se suicidó: se disparó en el pecho, mientras su familia le rogaba que, por favor, no lo hiciera. Apenas tenía 18 años y había sido víctimas de un acoso despiadado.

La hermana de Brandy, Jackie, señaló que a la joven siempre le hacían bullying por su peso, pero que el acoso cibernético se intensificó desde el pasado abril.

“Las personas abrían cuentas falsas de Facebook y le enviaban mensajes. Aunque ella no respondía, de todas maneras la atacaban”, aseguró Jackie.

“Le decían cosas realmente horribles como ‘¿por qué sigues aquí?’ También la llamaban gorda y fea. Ella era bonita, absolutamente hermosa y lo único con lo que podían meterse era con su peso”, añadió.

Jackie también explicó que su hermana cambió el número de celular y le informó todo el caso de acoso a la Policía, pero la respuesta fue que no podían ayudarla.

Es ahí en donde todo está mal, y todo comienza desde la policía, muchas veces estos casos se pueden resolver si tan solo se pusiera de parte la autoridad.

“Perdón por todo”, “Te amo muchísimo, por favor recuerda eso, y perdón por todo”, fue el último mensaje que Brandy envió a su hermana antes de que ella fuera en busca de su familia para ir ayudarla y rogarle que no se disparará pero ella ya había tomado una decisión que llevo a una nueva realidad para la familia.

Después de que se disparó a sí misma, Brady fue llevada a un hospital local, donde fue declarada muerta. Sus órganos, incluidos sus ojos, fueron donados.

“Tenía unos ojos bellísimos”, dijo Jackie. Y agregó que la familia espera poder conocer al paciente que los reciba.

Por ahora, Jackie se está ajustando a su nueva realidad.

“Voy a extrañar tenerla cerca, aquí, entrar a su cuarto y recostarme con ella a hablar”.

 

Escrito por: Andrea Mora

Fuente: Hassan, C. (2016). Una joven víctima de ‘bullying’ se suicidó en frente de su familia. 2018, de CNN en español Sitio web: https://cnnespanol.cnn.com/2016/12/02/una-joven-victima-de-bullying-se-suicido-en-frente-de-su-familia/

Mi historia: lucha, bullying, suicidio y autolesión

Amanda Michelle Todd, una joven canadiense de 16 años que era víctima de Cyberbullying y sextorsión.

Su historia sin fin comienza en 1ro de Secundaria cuando platicaba a través de la web cam con varios de sus  amigos y nuevas personas. Las conversaciones se volvieron frecuentes pero ya no eran solo eso, se convirtieron un intercambio de fotos, ella accedió a tomarse una foto en donde mostraba sus pechos, algo que para ella solo fue un juego, sin embargo el daño que le hicieron fue irremediable.

Todo se convirtió en un sexcasting (había sido engañada para mostrar sus pechos en la webcam con 12 años y la imagen circuló fuera de su control). Empezó a recibir muchas amenazas a cambio de bailes eróticos y más fotos, si ella se negaba aquella persona iba a postear la foto de sus pechos en todas las redes, lo más escalofriante era que el acosador sabía todo de Amanda, sin embargo, la foto si se posteó y la pesadilla de Amanda comenzó.

Tiempo después de aquella difusión de la imagen de sus pechos y en el contexto de su búsqueda de aceptación y de amigos tras un nuevo cambio de colegio, Amanda fue golpeada por un grupo de chicos y chicas que, además, grabaron la agresión. Aquel día acabó inconsciente en una zanja, donde la encontró su padre: una vez en casa se intentó suicidar bebiendo lejía.

Sus acosadores y agresores después de golperla en una muestra de extrema crueldad, se burlaron de ella etiquetándola en Facebook en fotos de botellas de lejía y publicando mensajes diciendo que ojalá muriese. Amanda había buscado refugio en las drogas y el alcohol, pero reconoce en el vídeo que esto sólo sirvió para aumentar su nivel de ansiedad.

Amanda vuelve a mudarse, pero el acoso continúa y acaba con su vida. Colgó El 7 de septiembre de 2012 en YouTube un vídeo de nueve minutos de duración titulado: My Story: Struggling, bullying, suicide and self-harm en el que denunciaba que sufría Cyberbullying.

El 10 de octubre de 2012, Amanda se suicidó ahorcándose, su cuerpo fue encontrado por un vecino de su finca. Ella subió un vídeo 4 horas antes de morir.

Amanda termina el vídeo diciendo que está deprimida y que se siente sola y necesita ayuda.

A veces el conversar puede salvar la vida de alguien, preguntarle como se encuentra y si todo está bien te puede mantener tranquilo, sin embargo eso no es suficiente porque todas las personas estamos expuestas a un acosador que se basa en la información que posteamos para hacernos daño, tengamos cuidado con las personas que conocemos a través de las redes sociales porque no sabemos hasta donde pueden llegar para acabarnos.

Si deseas saber más acerca de la historia de Amanda Todd posteó , aquí te dejo el link 👇

Escrito por: Andrea Mora

Fuente:  Anónimo. (2012). La muerte de Amanda Todd muestra dónde puede terminar la sextorsión cuando se une al ciberbullying. 2019, de Blogspot Sitio web: http://pantallasamigas.blogspot.com/2012/10/la-muerte-de-amanda-todd-muestra-donde.html

Youtube: Illutob, (2012).Amanda Todd Español VIDEO ORIGINAL con subtítulos [Archivo de vídeo]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=jDvKm_5QbHA

 

 

Crisis de Venezuela: “El éxodo de los venezolanos es el mayor de Latinoamérica en los últimos 50 años”

En un día de julio, hasta 50.000 venezolanos cruzaron la frontera con Colombia por la grave situación en su país.

Otros miles huyeron a Perú en los últimos años. O a Chile, e incluso a pequeñas islas del Caribe.Y los números no dejan de aumentar.

Según estima la ONU, un total de 2,3 millones de refugiados venezolanos abandonaron el país en los últimos años. Y la mayoría se trasladaron a países de la región.

Huyen de la peor crisis económica de la historia reciente del país, con la mayor inflación del mundo y con problemas de desabastecimiento de ciertos alimentos, medicinas y productos básicos.

Para intentar hacer frente a la situación, el gobierno de Nicolás Maduro anunció un nuevo paquete de medidas entre las que destaca la creación de una nueva moneda, el bolívar soberano, cuya entrada en vigor supuso una devaluación de más del 90 %.

La situación ha llevado a numerosos venezolanos a no tener otra alternativa que emigrar: ciudadanos andando por carreteras de países vecinos como Colombia en busca de refugio se ha convertido en una estampa habitual.

Algunos expertos ya lo describen como la mayor ola migratoria que ha vivido la convulsa región en los últimos cincuenta años. Uno de ellos es Eric L. Olson, director adjunto del Programa de América Latina del Centro de estudios Wilson, con sede en Washington.

 

Escrito por: Andrea Mora

Fuente: BBC Mundo

BBC Mundo. (2018). Crisis de Venezuela: “El éxodo de los venezolanos es el mayor de Latinoamérica en los últimos 50 años”. 2019, de BBC Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45291398

Los Caminantes

En Venezuela el sueldo básico es de 1,50$, y pese a la carencia económica muchos venezolanos están migrando a nuestro país en busca de nuevas oportunidades.

Hace más de un año en la frontera con Ecuador se documentaban miles de venezolanos, 12 meses después se tiene claro que eso solo fue el comienzo de una crisis humanitaria.El 90 % de los venezolanos que entran a nuestro país lo hacen desde el puente de Rumichaca, y no precisamente en algún transporte, más bien ellos optan por caminar o pedir un aventón como se dice en Ecuador hasta llegar a su lugar de destino.

El desgaste físico es evidente una vez que se detienen, muchos de ellos se desmayan por falta de hidratación o alimentación, ya que no lo han echo en un día o dos.

Pero eso no los detienen, cada uno tiene un sueño y el levantarse al amanecer con un poco más de fuerzas hacen que ese sueño no se detenga, a ellos les llaman los Caminantes.

Desde Rumichaca salieron al rededor de 15 caminantes pero no todos llegarán a Quito, sin embargo todos siguen fuertes y siempre les acompaña su sonrisa a pesar de la situación.

Algunos camiones, camionetas y autos se detienen para brindarles una mano y acercarles un poco más sin saber hasta donde.

La mayor ayuda fue la de una familia que les abrió las puertas de su casa para que coman, se bañen, laven su ropa y se queden la noche… sin pensarlo dos veces el grupo de caminantes que poco a poco se empieza a dividir no dejan pasar la oportunidad, ya que una oportunidad como es tal vez no la vuelvan a tener.

La generosidad de la gente es fundamental para sobre llevar el viaje con rumbo a la terminal de Carcelén en la ciudad de Quito, donde muchos de sus paisanos se encuentran refugiados. Esa solidaridad es tan grande que se vio reflejada en la donación de los pasajes en bus para que puedan llegar a Quito y ya no tenga que caminar, a pesar de que ya estaban acostumbrados a la carretera.

Todos piden que aquellos reportajes hechos acerca de migrantes venezolanos lleguen a su país para que vean lo que realmente sucede y que el esfuerzo de haber caminado durante días para poder trabajar es la única ,manera de sostener a Venezuela y a su familia.

 

Escrito por : Andrea Mora

Fuente: Visión 360

Visión 360. ( 2018). Los Caminantes. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=pf2k92LRYa8

 

 

 

Los Coyotes

El sueño americano o europeo para muchos puede ser la salida a la pobreza. El cambio de moneda, los salarios más altos y las fuentes de trabajo impulsaron a más de 2 millones de ecuatorianos para dejar el país y buscar mejor vida en otros lares.
Ese deseo de salir adelante es tan grande que se ponen en manos de ” Los coyotes”, es decir el poco dinero que tienen lo invierten en personas que no les importa la vida de nadie, solo el cobrar y como los migrantes solo desean salir en busca de nuevas oportunidades para sobrevivir se encomiendan a ellos, a estos delincuentes que se dedican al tráfico de personas.
Un coyote, es el seudónimo de aquella persona que se dedica a convencer gente que desee pasar a otro país a través de la frontera ” sin problema” pero siempre y cuando les paguen. Es por esto que gracias a esta práctica ilegal muchas personas pierden la vida, desaparecen, pero como en todo lado cada historia es un mundo distinto. No todos corrieron con la misma suerte. Algunos pudieron cumplir su sueño y por eso están aquí.
En Quito, uno de los sectores donde se visibiliza la presencia de extranjeros es en La Mariscal (norte). Dueños de hostales que operan en la zona cuentan que, en muchos casos, los extranjeros ‘viven’ con las justas.
Ellos están hospedados unos días hasta que otras personas los contactan y luego dejan el país. La permanencia se extiende cuando, las ‘conexiones’ para salir demoran. Pero también hay casos en los cuales las redes de traficantes los abandonan en Quito.En este sector se sabe que existen períodos en los que la presencia de gente de otros países es alta. Estas temporadas duran hasta dos meses y desaparecen.
Cuando la permanencia excede los 90 días, permitidos por la ley, son arrestados, hasta que se concrete su deportación.

Por ello, los especialistas piden reforzar las seguridades en la frontera, para impedir que por los pasos ilegales ingresen personas sin documentos legales como la visa.

 No se puede permitir que personas inocentes paguen por estos delincuentes, sabemos que cada una tiene un sueño pero seamos conscientes muchas veces no corren con suerte y mueren en el intento.

Escrito por : Andrea Mora
Fuente: El Comercio EC
Redacción Judicial. (2010). Ecuador, ruta de coyotes foráneos. El Comercio EC, 1

Caso Brittany

Brittany Morán, una niña de once años que falleció a causa de los golpes que recibió por parte de cinco compañeros de clase.

Todo empezó como un juego, los niños no se encontraban con ningún docente a cargo para que los vigilarán, sin embargo esa falta de responsabilidad acabo con la vida de brittany y la vida de un niño del mismo plantel que se ahorcó a causa de Bullying.

¿Acaso no es maltrato amarrar de pies y manos mientras se golpea a una persona?

Sí lo es, y eso le sucedió a Brittyany que fue llevada al hospital con graves golpes, los compañeros que estuvieron presentes dieron parte a sus padres para que se den cuenta de la situación por la que pasaba su hija.

Su padre nunca estuvo de acuerdo que ella ingrese a aquel plantel de nombre 9 de Octubre, pero nadie hizo nada a pesar de los antecedentes que habían.

Brittany tal vez ya presentía el daño que le iban a causar, a si que escribió en sus redes sociales ” Ya no voy a estar en Facebook, no voy a molestar a nadie, me voy a morir y todos van a estar felices” , esto lo hizo el 9 de abril. Todas estas palabras siempre están presentes en víctimas que sufren bullying.

Horas antes de morir la niña sufrió de un dolor de cabeza inaguantable, así que sus padres la llevaron al dispensario médico mas cercano, en aquel lugar los doctores la trataron de una manera anti profesional a base de medicamentos que no eran acorde a la situación critica de Brittany.

Gracias a esta negligencia medica la niña sufrió tres paros que acabaron con su vida en los brazos de su padre.

Nadie tiene que soportar agresiones, insultos, atropellos o abusos de ninguna otra persona ni dentro de casa ni fuera de ella. Nadie debería ir con miedo a la escuela, ni salir a la calle con el temor de ser golpeado.

Nadie, usando y abusando de su cargo o autoridad, o del temor reverencial que impone sobre los más pequeños, puede ponerles un dedo encima, ni maltratarlos, ni abusar de su fragilidad e inocencia. Todos los involucrados en estos casos, sin excepción alguna, deben ser juzgados y sancionados por la justicia.

Todos somos culpables de la muerte de Brittany, de los cientos de niños violados por sus profesores en las escuelas, de los que fueron abusados por sacerdotes o ministros de otros cultos, de las víctimas al interior del núcleo familiar. Todos somos los ojos, los oídos y las voces de una sociedad que debe velar porque sus niños sean felices y crezcan en un ambiente sano que los aleje y los proteja de nuestro lado más oscuro.

 

 

 

 

Escrito por : Andrea Mora

Fuente: Teleamazonas

Teleamazonas . (2018). Siguen las investigaciones del Caso Brittany, una niña que murió en un colegio. 2019, de Teleamazonas Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=QBHBE-lmbN0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora